jueves, 31 de julio de 2008

Moriría por verte.
Pero no sos vos, soy yo,
mis medias corridas ante la especiada
superficie de tu alma en papel blanco.
Soy la más joven de esa raza de mujeres
que buscan agua
para diluirse todos los jueves de mañana.
Si buscas a las otras…
Bueno, ya podrá decirte el tiempo
y las orillas,
que han sido encontradas;
sólo quedo yo.
Flotando. Dispersando mis días.
Muriendo. Por verte.